LA VIDA PASA MIENTRAS SUCEDEN COSAS, ASÍ QUE HAZ MUCHAS COSAS

AMAMANTANDO INTERIORES


Me pides que calle y me desobedezca,

que contenga mis lágrimas y los piropos,

me susurras a diario un "ya veremos"

obsesionada porque un día desaparezca.


Me obligas a mirarte a los ojos

mientras balbuceas otro "ya lo haremos",

aún así, no conseguirás que te desmerezca,

porque si algo me define es mi arrojo.


Quieres que silencie mi alma,

que mis manos se mantengan atadas,

escudándote en que la pausa afianza.

Prisas yo no tengo, tampoco calma,

a diario peleo con la cordura a patadas,

y la razón me negó más fianzas.


Relájate, razona con tu mañana,

quizás ofrezco lo que soñaste ayer,

pero hoy sucumbes ante tus temores.

Estoy a tus ordenes mi capitana,

tu única misión: no dejarme caer.

Seamos del amor: sus conquistadores.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: