LA VIDA PASA MIENTRAS SUCEDEN COSAS, ASÍ QUE HAZ MUCHAS COSAS

HAZ CASO A LOS SABIOS


Aquella mañana el sabio

del bosque animado

me susurró al oído

"calla y escúchame", pero

no le hice caso, porque

siempre me creí más sabio, 

incluso más elegante.

Ahí comenzó el vacío

en este pantano llamado

vida.

Aquella mañana la sabiduría

se personó ante mí,

de rodillas, rogándome 

que le prestara atención, pero

huí en un caballo sin herraduras

sentado a horcajadas

dando al todo la espalda

de manera poco elegante.

Ahí terminó por cerrarse

la salida a la que fue mi

vida.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: